Nada como el juego de las canicas

Raquel Juguetes, Motricidad fina, Puzzles y encajables 0 Comments

Lo dicho, no hay nada como el juego de las canicas. Porque, ¿a qué niño no le gusta jugar con canicas?

canicas_IMG_3231_r

Desde luego, a nuestros peques les vuelve locos. Este juego de canicas lleva en casa como año y medio y aún no se han cansado de él. Lo sacan día sí, día no. La caja de cartón ya está destrozada; hemos comprado canicas nuevas ya que alguna que otra ha decidido emigrar a lugares remotos de la casa que no logramos descubrir 😉 … y nada, el juego sigue ahí, como nuevo, resistiendo a las manitas traviesas día tras día.

canicas_IMG_3236_r

Pero no todos los juegos de canicas son iguales. Los hay de madera (de esos tenemos uno, que ya comentaremos más adelante, pero requiere supervisión y ayuda de un adulto si el niño es aún pequeño) y de plástico. Y, dentro de los de plástico, los hay que son más complicados de encajar y como el nuestro, que hasta un niño de 3 años puede montarse él solito un circuito.

canicas_IMG_0667_r

El que os enseñamos aquí trae 75 piezas (tubos conectores, rampas serpenteantes, pies de construcción y las partes de arriba donde se echan las bolitas) y 30 canicas de plástico. La ventaja de que las canicas no sean de cristal es que ruedan más despacito y, cuando se les caen, no salen rápidamente desperdigadas por toda la casa.

canicas_IMG_3230_r

Nos parece un juguete básico en cualquier casa que tenga niños, y más si tienen problemas en la pinza. Y es que jugar con canicas, además de ser súper divertido, es genial para la motricidad fina y para la creatividad. Ayuda a potenciar la coordinación óculo-manual y, cuando juegan varios niños juntos, les obliga a trabajar habilidades sociales (compartir canicas, cooperar en la construcción del circuito…). De hecho, no os quiero ni contar las peleas que tenían nuestros peques las primeras semanas en las que el juego de canicas vino a vivir a casa 😉

canicas_2015-04-11 14.03.03_r

Sin embargo ahora, lo cogen y pueden estar un buen rato ellos solos tan tranquilos construyendo sus circuitos y compatiendo canicas. Además, Simón ha desarrollado una gran habilidad a la hora de construir y visualizar el recorrido de las bolitas. Ayer mismo me sorprendió porque yo le decía: “Simón, no puedes hacer ese circuito así porque las canicas caerán al suelo”. Y él me contestó muy tranquilo: “no te preocupes mamá, verás como caen por el sitio bueno”.

Montando mi propio circuito

Montando mi propio circuito

Y, ¡efectivamente! Cuando echó las canicas, caían por donde él decía y no por donde yo creía…  😳

Sin lugar a dudas, un juguete genial 🙂

Bag Refill 100 Marbles D.14
List Price: EUR 9,95
Price: EUR 9,95
Price Disclaimer

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *