Jungle Speed Safari: tan divertido como el juego clásico pero para niños 😊

Raquel Atención, memoria y reflejos, Exterior y juegos para llevar a cualquier parte, Juegos de mesa 0 Comments

El otro día descubrimos una versión infantil del divertido “Jungle Speed” para mayores (prometemos comentarlo algún día, cuando tengamos tiempo de crear una sección de mayores y papás; pero es que los días tienen tan pocas horas… 😜): el “Jungle Speed Safari”.

Cuesta un par de partidas o tres “cogerle el truquillo” pero, cuando los peques lo controlan, es súper divertido 😊. Además, está muy bien para trabajar la atención y los reflejos.

jungle speed safari_IMG_3832_r

El juego viene en una cajita de tamaño mediano-pequeño. Dentro trae 5 tótems de madera (cada uno con un dibujo diferente: hojas, plátano, hormiga pez y carne), 42 cartas cuadradas y una bolsa de tela para poder guardarlo todo (y tirar la caja 😉. Así, se puede llevar el juego a cualquier parte)

¿Cómo se juega?

Lo primero que hay que decir es que gana él jugador que más cartas consiga.

Se colocan los 5 palitroques en el centro de la mesa formando un círculo.

jungle speed safari_IMG_3811_r

Se reparten todas las cartas entre todos los jugadores de manera que todos tengan el mismo número de cartas.

Los jugadores colocan su mazo de cartas boca bajo delante de ellos. Conforme transcurre la partida, cada jugador irá creando una nueva pila de cartas (ahora boca arriba) que será su mazo de puntuación.

Cuando te toca jugar, le das la vuelta rápidamente a la carta de arriba de tu mazo. Y hay que hacer lo que salga en la carta.

jungle speed safari_IMG_3815_r

 

Hay varios tipos de cartas:

– normales (tiene un animal dibujado y el fondo en blanco y verde clarito): no pasa nada. El jugador se coloca la carta en su mazo de puntuación.

– cartas de animales hambrientos (tienen el fondo azul fuerte): los jugadores se tiene que “tirar en plancha” a por el tótem con el dibujo del alimento que come el animal de la carta (por ejemplo, si lo que sale es un mono, hay que ir a por el tótem del plátano). ¡Ah! El tótem sólo se puede agarrar con una mano 😜

El que agarra el tótem, se queda con la carta y la pone en su mazo de puntuación.

jungle speed safari_IMG_3817_r

– cartas de animal enfadado: todos los jugadores tienen que imitar al animal que sale en la carta. (En el manual de instrucciones se indican los gestos que hay que hacer para cada animal). El último jugador en hacer el gesto pierde la carta de arriba de su mazo de puntuación y la carta queda eliminada.

jungle speed safari_IMG_3808_r jungle speed safari_IMG_3807_r

Hay otros dos tipos de cartas más pero se recomiendan para niños mayores de 6 años. Nosotros, como Simón tiene 5, a veces las sacamos y a veces no:

– carta camaleón: los jugadores tienen que tocar un objeto (que no pertenezca al juego) del mismo color del camaleón. El último en hacerlo, pierde una carta.

jungle speed safari_IMG_1737_r

– carta cazador: el jugador tiene que intentar poner la mano encima del mazo de puntuación de otro jugador antes de que todo el mundo tape su mazo. Si lo consigue, se lleva la carta de arriba de la pila de cartas donde ha puesto la mano. Pero si se equivoca y tapa su mazo en vez del de otro, pierde una carta.

Es verdad que así explicado todo de golpe parece muy lioso, pero la verdad es que es súper súper súper divertido. Es de esos juegos que les gustan a los niños pero a los papás también.

Resulta genial para trabajar la atención y la concentración. También sirve para los reflejos y para la agilidad mental (a la hora de asociar correctamente animal con alimento o animal con gesto en tiempo récord 😉). Y además, ayuda un poco a la expresión corporal con eso de hacer los gestos de los animales. Un “tres en uno” 😜

Pero es que, además de todo eso, tienes garantizado un buen rato de nervios y risas 😊

¡Un rato divertidísimo en familia!

jungle speed safari_IMG_3823_r

Edad recomendada

En la caja se indica para mayores de 5 años. Con 5 años ha comenzado Simón a jugar y ya le ha pillado el gustillo al juego, así que nos parece la edad apropiada. Su hermano, de 3 años y medio largos, también juega pero aún no tiene la rapidez suficiente (a pesar de que ya comprende todas las reglas), así que hay que ayudarle un poco ☺️

Tipo de juego

Atención y reflejos, no cooperativo.

A destacar

Te lo puedes llevar a cualquier parte; gusta tanto a niños como a mayores; genial para la atención, concentración, agilidad mental y reflejos. Muy divertido.

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *