Cocoricó, el juego de las gallinas

Salva Atención, memoria y reflejos, Dominós, "memos" y loto, Juegos de mesa 0 Comments

La revolución en lo que a juegos de “memo” se refiere: el Cocoricó
Muy divertido, dinámico y… ¡qué tensión se crea en casa!
Se trata de adelantar a las otras gallinas para robarles sus plumas y ganar la partida. Una carrera muy emocionante…
La caja, tamaño mediano-grande, trae dentro 4 gallinas de madera con agujeritos en el culete para ponerle sus plumas, 4 plumas (una de cada color, igual que las gallinas), 24 fichas con forma de huevo (son las que servirán para hacer el caminito) y 12 fichas octogonales (las que servirán para el “memo”).

El material es tan colorido y llamativo que, nada más verlo, los niños ya estaban locos por jugar sin ni siquiera saber de qué iba el juego ;).

IMG_1333_r

¿Cómo se juega?

cocorico_20160202_200954_rSe colocan todas las fichas huevo formando un círculo. Dentro del círculo, se colocan las fichas octogonales boca abajo.

A cada gallina se le pone su pluma. Las gallinas se sitúan en las fichas con forma de huevo. Tienen que estar separadas el mismo número de casillas las unas de las otras.

¡A jugar! Le das la vuelta a una ficha octogonal. Si el dibujo que sale es igual al de la ficha huevo que tiene tu gallina delante, avanzas y levantas otra ficha, así hasta que te equivoques.

Si no, la dejas boca abajo otra vez y le toca al siguiente jugador.

Cuando tienes una gallina justo delante, la cosa cambia. Ahora tienen que sacar el dibujo que está delante de la otra gallina (y no el dibujo que está justo delante de tu gallina). Si consigues adelantar a una gallina, le robas su pluma ¡qué emoción!

cocorico_IMAG2057_rAsí, el que al final consiga llevar todas las plumas en el culete de su gallina, gana.

Este juego resulta más divertido si juegan más de 2 personas.

Lo más sorprendente del Cocoricó es que, al principio de la partida, puede que aciertes una o dos ficha. Pero, a mitad de la partida, hay veces que nuestros peques se hacen medio camino de una sola vez. De hecho, ¡siempre nos ganan! ¡Tienen mucha más memoria que nosotros! 😳

Edad recomendada

En la caja pone a partir de 4. Nuestro peque de 3 juega perfectamente (lo que pasa es que, últimamente, casi nunca quiere jugar porque no soporta que nadie le quite la pluma a su gallina 😉 )

Tipo de juego

No cooperativo, “memo”

A destacar

Buenos materiales. Genial para trabajar la atención. También trabaja la psicomotricidad fina cuando te toca poner o quitar plumas.

Un “memo” muy original y diferente.

¡OJO!

Acabamos de presentar este juego a la abuela y… ¡se ha enganchado! 🙂

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *