Carcassonne Junior (un imprescindible)

Raquel Juegos de mesa, Razonamiento y aprendizaje 0 Comments

Lo que os vamos a enseñar hoy es la última adquisición familiar: el Carcassone Junior, que teníamos unas ganas de probarlo… Y es que este juego es “el hijo pequeño” de un gran juego de mesa para niños mayores de 8 años (y adultos).

Salva y yo solíamos jugar mucho antes de tener a estos dos adorables seres pequeños que nos “chupan” todo el tiempo libre  😆 Así que los vamos a ir entrenando en el junior y, cuando sean más grandes, ya podremos jugar todos juntos al otro…

Por cierto, el de mayores ya lo comentaremos otro día, porque queremos crear también una sección para hermanos grandes y papás (que los padres también necesitamos un ratito de ocio para recargar las pilas, aunque sólo sea cuando se acuestan las fierecillas… Además, los papis que tenemos hijos especiales, sabemos lo agotadores que pueden resultar algunos días y, lo de jugar a juegos de mesa, es estimulaten y gratificante después de un día duro… Y, por nuestra experiencia, une más como pareja que ver la tele…)

carcasone junior_IMG_2831_r

El Carcassonne Junior se presenta en una caja mediana-grande. Por dentro, la caja tiene un par de divisiones para guardar los materiales. La verdad es que la caja por dentro es tan bonita que a Simón, cuando lo abrimos, se le escapó un “¡alaaaaa, que chula es…!”

carcasone junior_IMG_2854_r

Lo que contiene la caja son 32 figuritas de madera con forma de personita (de 4 colores diferentes; 8 por cada color) y 36 piezas cuadradas de cartón con dibujos de caminos.

Las ilustraciones de las fichas son preciosas, la verdad. Aquí los peques se quedaron muy sorpendidos al verlas, y más Simón, al que le encanta la naturaleza.carcasone junior_IMG_2845_r

Pero lo que más les sorprendió fue cómo se juega… No había dado, ni cartas, ni tablero… Y estaban muy emocionados por descubrir lo que tenían que hacer… 🙂

¿Cómo se juega?

La primera vez que juegas, lo primero que tienes que hacer es sacar todas las fichas de los cartoncitos (vienen pre-cortadas, en plan troquel). Por cierto, yo estoy usando los recortes para hacer una mini manualidad para el día de los papás, que viene por ahí… Ya os la enseñaré 😉

carcasone junior_IMG_2826_r

Luego, se colocan todas las fichas tipo losetas bocabajo creando varios montones de manera que todos los jugadores puedan llegar fácilmente a algún montón. Pero, cuidado, tenéis que dejar el centro de la mesa vacío…

Cada jugador coge sus 8 niños de madera del color que haya elegido (si juegan menos de 4 jugadores, los niños del color que sobren, se devuelven a la caja).

Se coge una ficha de uno de los montones y se coloca boca arriba en el centro de la mesa. Esta ficha es el principio del tablero y, a partir de ahí, se tendrán que colocar las demás fichas.

En cada turno, el jugador al que le toca coge una ficha de un montón y la coloca en la mesa a continuación de alguna de las otras que ya estén colocadas. Se van creando así distintos caminos. Cada vez que, al colocar una ficha, se cierre un camino (porque haya por ambos lados algo que impide el paso como una casa, un lago, etc. o porque el camino haga un círculo), se mira los niños que aparecen dibujados en ese camino. Todos los jugadores ponen una figurita de madera encima de cada uno de los niños de su color que haya en el caminito cerrado.

carcasone junior_IMG_2840_r

Al final, el que antes se quede sin figuritas es el ganador. Si varios jugadores se quedan sin figuritas a la vez, pues hay varios ganadores. Y si se acaban las losetas de caminitos y aún nadie ha puesto todos sus niños, gana el jugador al que le queden menos niños.

Este juego, que parece tan sencillito, tiene más “miga” de lo que parece. En principio, juegas para familiarizarte con él, creando los caminos y poniendo los niños sin más. Sin embargo, una vez profundizas, se trata de un juego de estrategia ya que, dependiendo del camino que cierres, puedes incluso hacer ganar a tu rival y perder tú. Por eso, ayuda a los niños a empezar a visualizar estrategias de juego.

carcasone junior_IMG_2841_r

Las partidas no son muy largas, así que no da tiempo a aburrirse. Las ilustraciones son bonitas. Y lo más divertido es que puede que vayas perdiendo por mucho cuando de repente alguien cierra un camino con muchos niños de tu color y resulta que te colocas en cabeza. Así que, hasta el final, no se sabe quién va a ganar. ¡¡Más emoción!!

carcasone junior_IMG_2853_r

Edad recomendada

La caja indica que es para mayores de 4 años. Nosotros acabamos de empezar con Simón, que tiene 5 y medio, pero él aún no sabe visualizar la estrategia de juego. Con el tiempo, irá aprendiendo.

Tipo de juego

No cooperativo. Estrategia

A destacar

Calidad de los materiales. Ilustraciones de las fichas muy bonitas. Juego original, ya que se crea el tablero a medida que se juega. Genial para iniciar a los peques en la visualización de estrategias.

A nosotros nos ha encantando. Estamos deseando jugar y jugar hasta que Simón vaya desarrollando su “picardía” y sea capaz de visualizar lo que pasará si cierra uno u otro camino. Martín es aún pequeño y se limita seguir nuestras instrucciones pero bueno, algo se le irá “pegando” 😉

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *