Batawaf (el juego de los perros)

Salva Atención, memoria y reflejos, Exterior y juegos para llevar a cualquier parte, Juegos de cartas 0 Comments

¡Mirad qué cartas hemos estrenado! Y es que tuvimos la suerte de que, para el último cumple de Simón, los papás de Álvaro nos regalaron este divertido jueguecito.

Se trata de una caja pequeñita (ideal para llevar a cualquier parte) que contiene 36 cartas (de tamaño algo mayor que las típicas catas para jugar al cinquillo 😉 )

En cada carta sale un dibujo de un perro. Los hay con 6 tamaños difertentes. Para cada tamaño de perro, el fondo de la carta tiene un color distinto. Además, al lado del perro viene una cinta métrica numerada del 1 al 6 para que los niños sepan rápidamente qué perro es mayor.

¿Cómo se juega?

batawaf_IMG_1304_rSe reparten todas las cartas entre los jugadores. Cada jugador forma un mazo con sus cartas y las coloca delante de él, bocabajo.

A la de tres, todos los jugadores voltean a la vez la primera carta de su mazo. El jugador que saca el perrito más grande se queda con todas las cartas destapadas.

Pero, ¿qué pasa si dos o más jugadores sacan un perrito del mismo tamaño?. Pues tienen que gritar ¡Batawaf! (para hacerle publicidad al juego  😉  ) ¡No veas qué pulmones tienen nuestros peques gritando!  😆 Después de gritar, tienen que sacar una carta bocabajo de su mazo y otra bocarriba. El que saque el perrito mayor gana todas las cartas que se han sacado (tanto bocabajo como bocarriba).

El juego es muy sencillito. A veces, se hace un poco largo para niños más pequeños, así que lo que hacemos nosotros es que, cada vez que un jugador queda eliminado (se queda sin cartas), los demás jugadores tienen que descartarse de 5 cartas. (Si alguno no tiene 5, queda también eliminado).

Aparte de que es un juego rápido y divertido en el que trabajas un poco la atención y los reflejos, a Simón le viene muy bien para la psicomotricidad fina (lo de darle la vuelta a las cartas de una en una y rápidamente era, al principio, un desafío para él. En cambio ahora ya lo hace muy bien).

Edad recomendada

La caja pone de 3 a 6 años. Aunque el concepto es sencillo y tal vez un niño de 2 años largos ya podría comprenderlo, quizá aún no tendría la destreza suficiente en los dedos para ir girando rápidamente las cartas de una en una. Depende ya un poco de las habilidades de cada niño.

Tipo de juego

No cooperativo. Azar. Atención y reflejos.

A destacar

Dibujos de las cartas muy claros. Cajita pequeña (para llevar a la consulta del médico o al parque)

NOTA: Este producto se vende en Amazon de forma temporal a un precio abusivo. Por eso no ponemos el enlace.

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *